Personal Journey

Recomendado para:

Primera línea de mando

Colaboradores con alto potencial en posiciones estratégicas.

Acerca de:

Este programa está pensado como un viaje personal. Un recorrido de cinco meses, en el que el líder descubrirá nuevas formas de hacer las cosas. Basados en la experiencia, articulamos, el cómo crear y mantener un gran lugar para trabajar desde la perspectiva del líder. Todo se encuentra descrito y analizado a través de videos, actividades individuales, grupales, interacciones con colegas, pláticas con un tutor y jornadas presenciales; teniendo así como objetivo, que el líder logre alcanzar su mejor versión. A partir de hoy, podrá incorporar las habilidades y técnicas utilizadas por algunos de los mejores líderes del mundo y, así, construir los equipos que conformarán los mejores lugares para trabajar. Las sugerencias, recomendaciones y ejercicios que aquí encontrará, no son adicionales a su trabajo habitual, más bien, serán su nuevo estilo de hacer las cosas.

Competencias a desarollar:

  • Informar acerca de asuntos y cambios importantes. 
  • Comunicar expectativas.
  • Ser accesible.
  • Ser competente.
  • Fit cultural.
  • Autonomía.
  • Congruencia y honestidad.
  • Cuidar y desarrollar a tus colaboradores.
  • La importancia de reconocer el buen trabajo. 
  • Tolerar los errores y fomentar la diversidad.
  • Pedir y tomar en cuenta sugerencias.
  • Involucrar a los colaboradores en cambios que los afectan. 
  • Fomentar un sentimiento de seguridad.
  • Ver al colaborador como persona. 
  • Compensar de manera justa.
  • Ausencia de favoritismo.
  • Igual trato y no discriminación. 
  • Fomentar el orgullo.
  • Fomentar el compañerismo.

Sesiones sincronicas a distancia / 3 de 4 horas cada una

  • Practicando la Credibilidad.
  • Practicando el Respeto.
  • Practicando la Imparcialidad.
  • Practicando el Orgullo.
  • Practicando el Compañerismo.

Informar acerca de asuntos y cambios importantes:

Desarrollar la forma de comunicarse, conocer cuándo y qué comunicar, entendiendo que como líder basará su poder en la capacidad de transmitir la información de manera positiva, inspiradora, oportuna y útil para su equipo. 

Desarrollará la habilidad de hacer de la información algo útil, aclarando y describiendo el impacto que esta tendrá en su equipo de trabajo.

Comunicar expectativas:

Identificará la importancia de definir sus expectativas para concentrar la energía de cada colaborador, delimitar sus responsabilidades y sentar las bases sobre las que celebrará sus logros, obteniendo de ellos un mayor compromiso, y por ende una mayor productividad.

Ser accesible:

Conocerá la importancia de mostrarse accesible, entendiendo que la escucha funciona por reciprocidad. El equipo escuchará a los colaboradores y estos a su líder.

Aprenderá a encontrar ocasiones para platicar informalmente, demostrará cercanía, mostrará disponibilidad y mantendrá al corriente de lo que pasa en el negocio, conociendo de primera mano a las personas que están haciendo que los resultados sucedan.

Ser competente:

Será capaz de articular y comunicar una visión de hacia dónde se dirige el área y la organización, de cómo ve su futuro, enfocando los esfuerzos de su equipo y siendo responsable de planificar y gestionar a sus colaboradores; contará en todo momento con la cantidad y la calidad de personas que el trabajo requiere, además sabrá distribuirlos y conducirlos de manera eficiente.

Fit Cultural:

Identificará y seleccionará a los nuevos integrantes de su equipo de  trabajo efectivamente, basándose no sólo en las habilidades de los candidatos sino en la cultura organizacional y en la capacidad de adaptación del candidato a la misma, reduciendo la rotación y logrando un equipo de colaboradores exitosos.

Autonomía:

Conseguirá adquirir confianza en los talentos y la creatividad de sus colaboradores para lograr liberar el potencial de su equipo de trabajo.

Reconocerá la importancia de identificar los talentos y creatividad de sus colaboradores para desarrollar su potencial.

Congruencia y honestidad:

Reconocerá la importancia y la necesidad de vivir con integridad, cumpliendo sus promesas independientemente de que tan grandes o pequeñas sean.

Obtendrá la confianza plena de sus colaboradores, al lograr que sus palabras y acciones coincidan. Aprenderá a dirigir su negocio de manera honesta y ética.

Cuidar y desarrollar a tus colaboradores:

Reconocerá el papel de sus colaboradores no solo en la actualidad, sino también en el futuro.

Identificará la diferencia entre autoridad y liderazgo. Aprenderá a utilizar su posición de líder para asegurarse de que sus colaboradores tengan acceso a todo lo necesario para realizar sus tareas diarias.

La importancia de reconocer el buen trabajo:

Pondrá en práctica la observación y logrará identificar todas las oportunidades para reconocer un esfuerzo extra o un trabajo sobresaliente para el desarrollo de sus colaboradores.

Tolerar los errores y fomentar la diversidad:

Fomentará el apetito por los errores y aprenderá a tolerarlos y a aceptarlos como parte de la vida laboral, ya que es el común denominador en la cultura de las empresas más admiradas y ganadoras de nuestro tiempo. 

Aprenderá a ver un error como un regalo para el aprendizaje y el desarrollo de sus colaboradores, asegurándose de que entiendan el porqué del error y que cuenten con los conocimientos y las habilidades para reducir las probabilidades de cometer nuevos errores similares.

Pedir y tomar en cuenta las sugerencias:

Tendrá la capacidad de recibir, aplicar, dar seguimiento y/o retroalimentar las sugerencias de sus colaboradores para ayudar a mantener los resultados de su área, el compromiso de sus equipos y a promover la innovación.

Involucrar a los colaboradores en los cambios que los afectan:

Desarrollará la habilidad de crear oportunidades para que sus colaboradores tengan mayor participación en la toma de decisiones para fomentar la confianza en ellos y un sentido de responsabilidad.

Fomentar un sentimiento de seguridad:

Conocerá la responsabilidad que tiene para que su equipo y sus colaboradores se sientan seguros. Cuando el equipo de trabajo no se siente cubierto por su líder, limita su capacidad creativa.

Ver al colaborador como persona:

Conocerá lo que está detrás de cada miembro de su equipo, apoyará los esfuerzos de sus colaboradores para alcanzar el equilibrio entre su vida laboral y sus otras prioridades. Aprenderá a explicar al colaborador lo que la organización y él necesitan, en términos de tiempo y esfuerzo, así enfrentarán cualquier conflicto.

Compensar de manera justa:

Reconocerá la importancia sobre la responsabilidad que tiene, al administrar de manera justa las oportunidades que puedan surgir para su equipo. Ser imparcial se trata de darle a cada quien lo que le corresponde con base en sus méritos, sin inclinaciones basadas en afinidades o simpatías.

Ausencia de favoritismo:

Identificará el nivel de imparcialidad necesario para reconocer comportamientos, actitudes, conocimientos, o competencias que le permitan utilizar el favoritismo como una herramienta de gestión que funcione de incentivo para todos sus colaboradores.

Igual trato y no discriminación:

El líder del siglo XXI debe ser un líder totalmente incluyente y su responsabilidad es que ningún colaborador se sienta menos importante que el resto. Con esta competencia el líder desarrollará las aptitudes para mostrarse como un ejemplo de la inclusión y respeto. 

Aprenderá a detectar y evitar cualquier tipo de discriminación, rodeándose de colaboradores diversos. Actualmente un líder debe ser un ejemplo incluyente e imparcial.

Fomentar el orgullo:

Conocerá la importancia del orgullo de sus colaboradores por su trabajo, su equipo y su organización. Aprenderá a fomentar ese espíritu colaborativo, convirtiéndolos en los embajadores de su organización.

Fomentar el compañerismo:

Aprenderá a promover el compañerismo dentro de sus equipos de trabajo, cultivando un espíritu colaborativo, creando un clima laboral agradable, logrando así que los días de trabajo sean amenos y divertidos.