Building Trust

Recomendado para:

Mandos medios.

Colaboradores con alto potencial.

Líderes de nuevo ingreso.

Acerca de:

Este programa está pensado para líderes de organizaciones que buscan alcanzar una mejor versión de su liderazgo, basado en la confianza que genera un líder en su entorno.

 ¿Cómo logrará un líder generar entornos de alta confianza?

A través de los comportamientos adquiridos en su trayectoria profesional y personal.Durante este trayecto el líder descubrirá, cuales son los 14 comportamientos vitales y las competencias que necesita para generar entornos de alta confianza.

Competencias a desarollar:

  • Informar acerca de asuntos y cambios importantes.
  • Comunicar expectativas.
  • Ser accesible.
  • Autonomía.
  • Cuidar y desarrollar a los colaboradores.
  • La importancia de reconocer el buen trabajo.
  • Involucrar a los colaboradores en los cambios que los afectan.
  • Ver al colaborador como persona.
  • Compensar de manera justa.
  • Ausencia de favoritismo.

Semana 1 - Tomando la decisión.

Objetivo:

Lograr que los líderes de la organización reflexionen y hagan conciencia sobre dos situaciones respecto a su estilo de liderazgo: 

  1. Aceptando que tienen áreas de oportunidad para mejorar y enfocándose a crear un entorno de alta confianza.
  2. Queriendo transformarse en los líderes que necesita la organización.

Semana 2 a 6 - Aprender, accionar y crear el hábito de ser un líder creíble.

Desarrollar o mejorar comportamientos que impactan en la percepción de los integrantes de su equipo de trabajo en cuanto a:

  1. La forma de comunicarse. 

¿Cuándo y qué comunicar? 

Transmitir la información de manera positiva, inspiradora, oportuna y útil para su equipo. 

  1. La importancia de mostrarse accesibles.

Comprender que la escucha funciona por reciprocidad. El equipo es escuchado por los colaboradores y estos a su vez, a su líder.

  1. La capacidad de articular y comunicar su visión.

Saber cómo ve el futuro, enfocar, planificar y gestionar los esfuerzos de su equipo. Contar en todo momento con la cantidad y la calidad de personas que el trabajo requiere, además de distribuirlos y conducirlos de manera eficiente. 

  1. Dar autonomía.

Confiar en los talentos y la creatividad de sus colaboradores para liberar el potencial de su equipo de trabajo.

Semana 7 a 11 - Aprender, accionar y crear el hábito de ser un líder respetuoso:

Objetivo:

Desarrollar o mejorar comportamientos que impactarán en la percepción de los integrantes de su equipo de trabajo sobre el respeto que no solo incluye la exigencia de brindar un buen trato a sus colaboradores, sino que abarcan cuatro expectativas más: 

  1. El interés en su desarrollo profesional, no solo se trata de tomar al colaborador en cuenta para lo que es útil hoy, sino que prepararlo para el futuro.
  1. La capacidad de reconocer un buen trabajo, al ser consciente de que la necesidad está allí, ya que los colaboradores aprecian el tiempo invertido para hacerlo.
  1. La sensibilidad para ver al ser humano que está detrás de cada miembro de su equipo, apoyar los esfuerzos de los colaboradores para alcanzar el equilibrio entre su vida laboral y sus otras prioridades, explicar al colaborador lo que la organización y el líder necesitan de él, en términos de tiempo y esfuerzo, y así tener la capacidad de resolver cualquier conflicto.

4. Fomentar el apetito por los errores y de cómo tolerarlos. Aceptarlos como parte de la vida laboral es el común denominador en la cultura de las empresas más admiradas y ganadoras de nuestro tiempo.

Semana 12 a 14 - Aprender, accionar y crear el hábito de ser un líder Imparcial.

Objetivo

Desarrollar o mejorar comportamientos que impactarán en la percepción de los integrantes de su equipo de trabajo respecto a:

  1. Ser imparcial y darle a cada quién lo que le corresponder con base a sus méritos, sin inclinaciones en afinidades o simpatías.
  2. Conversaciones con los colaboradores acerca de la satisfacción con su compensación. En caso de existir insatisfacción, se trabajará tanto en la percepción, como en los datos duros de mercado y las posibilidades financieras de la organización. 

3. Tener favoritos puede llegar a ser una estrategia de gestión necesaria, el arte consiste en poder hacerlo y que funcione como un incentivo.